¿Por qué el mundo espera con tensión respuesta de China a desafío de Pelosi?

Pekín convocó al embajador de Washington y prometió represalias. ¿Qué viene ahora?

¿Por qué el mundo espera con tensión respuesta de China a desafío de Pelosi?

Pekín convocó al embajador de Washington y prometió represalias. ¿Qué viene ahora?

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, arribó este martes a Taiwán en una visita sin anunciar que exacerbó las tensiones entre su país y China, que valora el viaje como una provocación, a la que respondió mostrando músculo militar e imponiendo sanciones a importaciones de la isla que considera como territorio propio.

(Lea aquí: EE. UU. dice estar preparado para respuesta de China a visita de Pelosi a Taiwán)

La visita muestra el “apoyo incondicional” de Estados Unidos a la isla, aunque “no contradice” la política de Washington hacia China, según explicó el gabinete de Pelosi, que pertenece al partido del presidente Joe Biden. La cancillería taiwanesa también aseguró que la visita muestra el apoyo “sólido” de Washington a la isla, de 23 millones de habitantes.

(Vea también: ¿Quién es Nancy Pelosi, la política estadounidense que desafía a China?)

Por su parte, China, que considera a Taiwán como una provincia rebelde, afirmó que Estados Unidos está desplegando acciones “extremadamente peligrosas” y amenazó con represalias.

De hecho, Pekín convocó al embajador de Washington y expresó su “fuerte protesta” ante la visita de la legisladora, algo que ellos consideran una línea roja que Washington no podía cruzar.

Nancy Pelosi en Taiwán

Foto:

Handout / Taiwan’s Ministry of Foreign Affairs (MOFA) / AFP

El viceministro de Asuntos Exteriores, Xie Feng, manifestó que “el movimiento es extremadamente indignante y las consecuencias son extremadamente graves”, según la agencia de noticias estatal china Xinhua.

“China no se quedará de brazos cruzados”, añadió.

El Gobierno chino anunció una serie de maniobras militares y Taiwán informó que hubo al menos 21 incursiones en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (Adiz), más vasta que el espacio aéreo de un país.

“El Ejército Popular de Liberación (EPL) de China está en alerta máxima y lanzará una serie de acciones militares selectivas para (…) defender la soberanía nacional y la integridad territorial y frustrar la interferencia externa y los intentos separatistas de ‘independencia de Taiwán’”, afirmó el portavoz del ministerio de Defensa en un comunicado.

La primera respuesta concreta del gigante asiático fue prohibir la importación de cientos de productos alimentarios taiwaneses, a la vez que mantiene un despliegue militar que incluye el cierre de áreas marítimas por maniobras navales en el mar de China Meridional y en el de Bohai (norte).

Mientras tanto, las autoridades militares en Washington indicaron este martes que varios buques de guerra estadounidenses surcaban las aguas de la región de Taiwán.

“Estados Unidos no busca ni quiere una crisis. Estamos preparados para gestionar lo que Pekín decida hacer”, dijo en una rueda de prensa en la Casa Blanca el coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

Xi Jinping, presidente de China,

Foto:

Justin Chin/Bloomberg

El funcionario estadounidense aseguró que las advertencias lanzadas por Pekín durante las últimas horas están “en la línea” de lo que Estados Unidos había anticipado, y defendió que “no hay ninguna razón” por la que el Gobierno chino use este viaje como “pretexto para aumentar su actividad militar” en la región.

China y Taiwán están separadas de hecho desde 1949, cuando las tropas comunistas de Mao Zedong derrotaron a los nacionalistas, que se refugiaron en la isla.

Estados Unidos reconoció en 1979 al gobierno de Pekín como representante de China.Estados Unidos y casi toda la comunidad internacional adoptan la política de “una sola China”, que excluye las relaciones diplomáticas con la isla de gobierno nacionalista. Sin embargo, los estadounidenses siguen dando respaldo militar a Taipéi.

Durante los últimos años, las tensiones entre Estados Unidos y China por el tema Taiwán se venían avivando por cuenta de una serie de decisiones que se tomaron durante la presidencia de Donald Trump.

En 2017, el entonces presidente autorizó una importante venta de armas estadounidenses a Taiwán. Luego, en 2019, el presidente de China, Xi Jinping, afirmó que no iba a renunciar a la fuerza para recuperar la isla y advirtió a Washington del riesgo de “jugar con fuego” tras una nueva venta de armas a la isla.

“El Ejército Popular de Liberación (EPL) de China está en alerta máxima y lanzará una serie de acciones militares selectivas para (…) defender la soberanía nacional

En enero de 2020, la líder taiwanesa Tsai Ing-wen, quien fue reelegida como líder de esa nación, afirmó que Taiwán es “un país”, lo que provocó en octubre de ese mismo año que Xi le pidiera a su ejército estar “preparado para la guerra”. Los rifirrafes entre Pekín y Washington continuaron y a finales de julio de este 2022, el Gobierno chino advirtió que la visita de Pelosi tendría duras repercusiones.

Lo cierto es que Pelosi se convirtió este martes es la más alta funcionaria estadounidense en visitar Taiwán desde su predecesor Newt Gingrich en 1997. Entre tanto, Rusia afirmó que China tiene “el derecho de tomar las medidas necesarias para proteger su soberanía” y consideró la visita de Pelosi como una “provocación”.

No es la primera vez que Pelosi desafía a China. De hecho, parte de su carrera política se ha centrado en las tensas relaciones entre ese país y Estados Unidos. En 1991, por ejemplo, conmemoró a las víctimas de las manifestaciones prodemocracia en China, en 1989.

Más recientemente, en 2019, expresó su apoyo a las protestas a favor de la democracia en Hong Kong.

Wall Street cierra en rojo y algunas bolsas europeas retroceden

La bolsa de Wall Street cerró este martes en rojo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, perdió 1,23 por ciento en medio de las tensiones entre China y Estados Unidos por Taiwán y luego de que miembros de la Reserva Federal (Fed) apostaran por seguir subiendo los tipos de interés de forma agresiva para combatir la inflación.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones perdió 402,23 puntos, hasta quedar en 32.396,17, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,67 por ciento o 27,44 enteros, hasta 4.091,19.

Un corredor de Bolsa en Wall Sreet.

Foto:

EFE

El índice compuesto del mercado Nasdaq, por su parte, retrocedió 0,16 por ciento o 20,22 unidades y cerró en 12.348,76.

Las bajadas se acentuaron en los últimos compases de una sesión bursátil que ya había abierto en rojo, pero que durante horas había transitado en territorio mixto y sin grandes oscilaciones.

Los movimientos estuvieron marcados por la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y por un mensaje de la Fed que enfrió de golpe las expec tativas de que las subidas de tipos de interés puedan estar cerca de acabarse.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*Con AFP y Efe

Más noticias

Deja una respuesta