‘Nachito’, el perro que murió defendiendo a su familia de una serpiente

La mascota luchó contra la víbora, y logró acabar con ella, pero no resistió su veneno.

‘Nachito’, el perro que murió defendiendo a su familia de una serpiente

La mascota luchó contra la víbora, y logró acabar con ella, pero no resistió su veneno.

Jorge Luna, usuario de Facebook mexicano y médico veterinario de la Universidad Autónoma de Yucatán, narró la historia de su mascota, ‘Nachito’, que luchó a muerte contra una víbora venenosa para defender a su familia.

«Adiós, Nachito. Adiós, bebé valiente, pagaste con tu vida el proteger a tu familia de quien tú sabías que podía hacerles daño», se puede leer en la cuenta de Facebook de Luna.

(Le puede interesar: Mujer fue agredida por otra al reclamarle por perro amarrado a un carro).

Jamás te olvidaremos, fuiste un héroe defendiendo a tu familia

Según contó, una serpiente coralillo -de nombre científico Micrurus- entró a la vivienda y, aunque el perro luchó con todas sus fuerzas y logró matarla, salió herido y no pudo sobrevivir al veneno de la mordida. 

Así mismo, el veterinario envío un mensaje de despedida a su can y aseguró que no será recordado como una mascota, sino como en héroe: «Gracias por el año de amor y aventuras que nos regalaste, jamás te olvidaremos, fuiste un héroe defendiendo a tu familia».

(Le recomendamos leer: Nuevo estudio dice que los perros pueden ‘ver’ con sus narices).

Esta especie de serpiente se caracteriza por tener colores llamativos como el rojo, el negro y el amarillo; siendo conocida y temida en el país centroamericano por su peligroso veneno.

Conocida por ser una de las más venenosas

«La mordedura de una serpiente coral no causa en un primer momento los efectos temidos. No es dolorosa ni provoca hinchazón en la zona afectada, y los demás síntomas pueden no manifestarse hasta pasadas doce horas. Pero, si no se aplica un antídoto, la neurotoxina comenzará a perturbar las conexiones entre el cerebro y los músculos, provocando dificultades en el habla, visión doble y parálisis muscular y, en último término, paro respiratorio y cardíaco», se explica en el sitio web del canal ‘National Geographic’.

En la página también se aclara que estos animales solo suelen atacar en defensa propia y no suelen ser vistos por los seres humanos, ya que prefieren evitar el peligro.

(Le puede interesar: Día Mundial del Perro: ¿Qué dice la ciencia de la amistad con los humanos?).

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta