La votación de los conservadores británicos se retrasa por riesgo de pirateo

Se espera que los afiliados puedan empezar a votar a partir del próximo día 11 Leer

La votación de los conservadores británicos se retrasa por riesgo de pirateo

Se espera que los afiliados puedan empezar a votar a partir del próximo día 11 Leer

Reino Unido La debacle de Rishi Sunak

La votación de los afiliados al Partido Conservador británico para elegir al nuevo líder de la formación, que sustituirá a Boris Johnson como primer ministro, ha sido retrasada tras identificarse un riesgo de pirateo informático en la plataforma electoral, informa este miércoles el diario The Telegraph.

Los afiliados -unos 160.000- iban a recibir esta semana por correo postal las papeletas de votación, pero el proceso ha sufrido un retraso después de una alerta recibida por el Centro Nacional se Seguridad Cibernética (NCSC, en inglés), agrega el periódico.

El NCSC es parte del centro de escuchas británico GCHQ, uno de los tres servicios secretos que tiene el Reino Unido, junto con el interno MI5 y el externo MI6.

Se espera que los afiliados puedan empezar a votar a partir del próximo día 11, de cara a conocerse al ganador del liderazgo –Rishi Sunak (ex ministro de Economía) o Liz Truss (titular de Asuntos Exteriores)- el próximo 5 de septiembre.

De acuerdo con el plan de votación, los afiliados recibirían una papeleta por correo con un código específico, que pueden después utilizarlo para votar por correo postal o en línea.

Según pudo saber el Daily Telegraph, había temores de que «actores infames» pudieran cambiar los votos de una gran cantidad de afiliados al partido, con consecuencias para este proceso democrático.

«Defender la democracia del Reino Unido y el proceso electoral es una prioridad para la NCSC, y trabajamos estrechamente con todos los partidos políticos parlamentarios, las autoridades locales y los diputados para facilitar directrices y apoyo en materia de seguridad cibernética», indicó al diario un portavoz del NCSC.

Al parecer, siempre según el periódico, no hubo una amenaza específica de un Estado hostil, sino que se trató de una advertencia general sobre la vulnerabilidad del proceso de votación.

En otros comicios, países como China, Rusia e Irán han sido acusados de tratar de influir en votaciones, como fue el caso de las elecciones presidenciales en EEUU en 2020, dice el rotativo. El periódico añade que los afiliados recibieron anoche la notificación sobre el retraso.

Según un último sondeo de la firma YouGov sobre intención de voto entre los miembros del partido, Truss recibe la mayor cantidad de apoyos al contar con un 60 % de respaldo frente al 26 % de Sunak.

Los seguidores de éste último creen que si los conservadores votan enseguida, Truss sería la más favorecida.

Johnson dimitió el pasado julio después de que más de 50 miembros de su Gobierno renunciasen en protesta por su gestión y los escándalos que han salpicado su liderazgo, como las fiestas en la residencia oficial de Downing Street durante la pandemia.

Deja una respuesta