El misterioso regreso de Serena Williams a las pistas de tenis: ¿para qué son los parches que lleva en la cara?

Serena Williams, a sus 40 años, quiere lograr lo que se le ha ido escapando una y otra vez: el récord de ser la tenista con más Grand Slam de la historia. La estadounidense ha estado prácticamente retirada durante más de una temporada, hasta el punto de que competirá en Wimbledon sin ser cabeza de serie y lejos de considerarse favorita.
El misterio rodea su regreso a las pistas. Comenzó su participación en Eastbourne con una victoria en dobles, formando pareja con Ons Jabeur, y notablemente satisfecha. A una semana de que se cumpla un año de la lesión que le obligó a retirarse de Wimbledon, la americana estaba exultante. «Lo necesitaba», confesó.

Wait for it… How to make @serenawilliams SPEECHLESS 🫢@Ons_Jabeur | #RothesayInternational pic.twitter.com/C0pGUouUnb— wta (@WTA) June 21, 2022
Una de las imágenes más sorprendentes de su vuelta a las pistas fueron los tres parches que tenía en el lado derecho de la cara. Se especuló con que fuera una suerte de protesta de algún tipo, una operación estética o un nuevo método para cubrir alguna lesión facial, pero todo apunta a que es algo más simple.
Según ‘ABC News’, Williams tiene una fuerte sinusitis estos días y los parches sirven para abrirle más las fosas nasales.
Aunque ya se siente en forma totalmente, la mayor de las hermanas Williams mantiene una actitud que si no roza la de una extenista poco le falta. No tiene un calendario fijo y, de hecho, estará en el All England Club gracias a que fue invitada (una ‘wild card’) y se especula con que, una vez acabe su participación allí (sea como campeona o no), anunciará su retirada definitiva de las canchas.

El misterioso regreso de Serena Williams a las pistas de tenis: ¿para qué son los parches que lleva en la cara?

Serena Williams, a sus 40 años, quiere lograr lo que se le ha ido escapando una y otra vez: el récord de ser la tenista con más Grand Slam de la historia. La estadounidense ha estado prácticamente retirada durante más de una temporada, hasta el punto de que competirá en Wimbledon sin ser cabeza de serie y lejos de considerarse favorita. El misterio rodea su regreso a las pistas. Comenzó su participación en Eastbourne con una victoria en dobles, formando pareja con Ons Jabeur, y notablemente satisfecha. A una semana de que se cumpla un año de la lesión que le obligó a retirarse de Wimbledon, la americana estaba exultante. "Lo necesitaba", confesó. Wait for it... How to make @serenawilliams SPEECHLESS 🫢@Ons_Jabeur | #RothesayInternational pic.twitter.com/C0pGUouUnb— wta (@WTA) June 21, 2022 Una de las imágenes más sorprendentes de su vuelta a las pistas fueron los tres parches que tenía en el lado derecho de la cara. Se especuló con que fuera una suerte de protesta de algún tipo, una operación estética o un nuevo método para cubrir alguna lesión facial, pero todo apunta a que es algo más simple. Según 'ABC News', Williams tiene una fuerte sinusitis estos días y los parches sirven para abrirle más las fosas nasales. Aunque ya se siente en forma totalmente, la mayor de las hermanas Williams mantiene una actitud que si no roza la de una extenista poco le falta. No tiene un calendario fijo y, de hecho, estará en el All England Club gracias a que fue invitada (una 'wild card') y se especula con que, una vez acabe su participación allí (sea como campeona o no), anunciará su retirada definitiva de las canchas.

Serena Williams, a sus 40 años, quiere lograr lo que se le ha ido escapando una y otra vez: el récord de ser la tenista con más Grand Slam de la historia. La estadounidense ha estado prácticamente retirada durante más de una temporada, hasta el punto de que competirá en Wimbledon sin ser cabeza de serie y lejos de considerarse favorita.

El misterio rodea su regreso a las pistas. Comenzó su participación en Eastbourne con una victoria en dobles, formando pareja con Ons Jabeur, y notablemente satisfecha. A una semana de que se cumpla un año de la lesión que le obligó a retirarse de Wimbledon, la americana estaba exultante. «Lo necesitaba», confesó.

Una de las imágenes más sorprendentes de su vuelta a las pistas fueron los tres parches que tenía en el lado derecho de la cara. Se especuló con que fuera una suerte de protesta de algún tipo, una operación estética o un nuevo método para cubrir alguna lesión facial, pero todo apunta a que es algo más simple. 

Según ‘ABC News’, Williams tiene una fuerte sinusitis estos días y los parches sirven para abrirle más las fosas nasales.

Aunque ya se siente en forma totalmente, la mayor de las hermanas Williams mantiene una actitud que si no roza la de una extenista poco le falta. No tiene un calendario fijo y, de hecho, estará en el All England Club gracias a que fue invitada (una ‘wild card’) y se especula con que, una vez acabe su participación allí (sea como campeona o no), anunciará su retirada definitiva de las canchas.

Deja una respuesta