Alemania encuentra en su propio territorio la turbina perdida que asegura el suministro de gas ruso

La pieza, cuya desaparición desató el temor a un inminente corte de gas ruso se encuentra en las instalaciones de Siemens Energy en el oeste del país. Alemania deberá romper el bloqueo a Rusia para reactivar el gasoducto Leer

Alemania encuentra en su propio territorio la turbina perdida que asegura el suministro de gas ruso

La pieza, cuya desaparición desató el temor a un inminente corte de gas ruso se encuentra en las instalaciones de Siemens Energy en el oeste del país. Alemania deberá romper el bloqueo a Rusia para reactivar el gasoducto Leer

Energía La turbina del Nord Stream 1 que se repara en Canadá enfrenta a Ucrania y la UE por el suministro de gas ruso Nord Stream 1 Alemania y toda Europa, pendientes de una turbina que nadie sabe dónde está e imprescindible para recibir gas ruso

Nunca una turbina ha generado tantos quebraderos de cabeza y titulares de prensa como la que el proveedor ruso Gazprom envió a Canadá para su reparación y a la que se achaca que en las últimas semanas se haya reducido el suministro de gas a Alemania hasta el punto de temer un corte definitivo.

Ya se sabe dónde está la turbina y eso es un gran avance. La unidad, que fue devuelta a Alemania desde Canadá, se encuentra en las instalaciones de la empresa Siemens Energy a la espera de ser enviada a Rusia. Paradójicamente, esta es la empresa encargada del mantenimiento de las turbinas del Nord Stream, la infraestructura que provee de gas a Alemania..

El gigante ruso, al menos esta vez, decía la verdad. No habían recibido la turbina y, por ende, tampoco podían instalarla para retomar el flujo del gas. Se desconoce donde se produjo el fallo de Alemania, pero las acusaciones a las ‘maniobras’ de Rusia no dan más de si. El canciller alemán, Olaf Scholz, ha decidido tomar cartas en el asunto y este miércoles viajará a la sede Siemens Energy en Mülheim am Ruhr, según ha informado el consorcio. Se esperan explicaciones de Scholz y del consejero delegado de Siemens Energy, Christian Bruch sobre la historia de la turbina que es, como ya informó este diario, rocambolesca, empezando por el hecho de que tuviera que ser enviada a Canadá y no a Alemania para su reparación.

Ahora, la explicación, sin embargo, parece más simple. El pedido original para la producción y entrega de la turbina no fue realizado por Siemens Energy, sino por la empresa británica Rolls Royce, que ahora se dedica principalmente a los motores de aviación. Rolls Royce suministró en 2010 ocho turbinas industriales Trent 60 para Nord Stream 1, según una investigación del diario Die Welt. En 2014, Siemens Energy compró esta rama de la industria a Rolls Royce por casi mil millones de euros, pero el centro de mantenimiento de esas turbinas siguió en Montreal.

Que el Gobierno canadiense decidiera enviar la turbina reparada a Alemania y no directamente a Rusia se explica en el régimen de sanciones a Rusia. Será pues el Gobierno de Berlín quien deba violar esas sanciones que apoyó. La dependencia alemana del gas ruso y la necesidad de evitar una crisis energética que conduzca a este país a una recesión justifican esa excepción.

Entre tanto, Gazprom ha desactivado en el Nord Stream una segunda turbina, por lo que del 40% del volumen que fluía por defecto de la primera, se ha pasado a un suministro del 20%.

Deja una respuesta